Rafa Caballero

Rafa Caballero RC

Al hacedor de canciones


A Rafa Caballero sólo le falta escribírselo en la frente: Soy músico.


En estos tiempos de pasiones decrépitas y oficios vilipendiados, eso es un aval de valentía y amor por la profesión, la mejor garantía para quien presta su tiempo a las canciones. Si el empeño del azar te ha traído hasta aquí, dale las gracias al destino, acabas de encontrarlas con trajes hechos a medida (rock, tango, medios tiempos, rancheras, etc.). Si ya conocías a Rafa Caballero, nada de lo que he dicho te sorprenderá.


El artista jerezano, después de los garabatos de su cuaderno adolescente, tras escuchar una y mil veces los grandes clásicos del rock, y marcado por el bello y doloroso oficio de vivir, nos aborda con un repertorio dispuesto a ahondar en nuestras emociones.


Desde su paso por Sevilla, Barcelona y Jerez, o finalmente afincado ya en Madrid, se ha ganado el respeto de la profesión a base de historias traducidas a canciones. Todos los músicos que han trabajado con él coinciden: talento y pasión. Sus versos son una honesta demostración de intenciones. No hay trampa ni cartón en quien agradece a los grandes que hayan marcado el camino (Dylan, Sinatra, Calamaro, Sabina, José Alfredo Jiménez), hay una vida como su música, sentimental, roquera, latina, auténtica.


Lo difícil no es estar en plena juventud con más de cincuenta canciones en el zurrón, discos, varios singles, grabaciones en directo, un grupo de rock y proyectos en solitario, ni que siga empeñado como el primer día o ilusionado como el último, lo difícil es imaginarnos qué puede llegar a hacer con los días que le quedan viviendo como lo que es. Músico. Probablemente lo sufra. Nosotros, en cambio, lo vamos a pasar en grande.




Javier López Menacho

facebook twitter youtube
Vídeos
Twitter